Formación del Hayedo de Montejo

Nacimiento de un Haya

El Hayedo es un paraje insólito dentro de la Comunidad de Madrid, de ahí su importancia. Su formación en esta comarca se debe a que se juntan una serie de factores que permiten su desarrollo. Estos factores son:

  • La humedad constante y la riqueza natural del suelo, que hace que reúnan las condiciones para el crecimiento de diversas especies.
  • El microclima existente en la zona que es totalmente favorable a las especies que allí crecen. - El hecho de ser una ladera de umbría.
  • El tener una orientación capaz de captar las masas de aire húmedo que chocan contra las zonas montañosas de la Sierra.

Su origen se remonta a etapas lluviosas y húmedas postglaciares. Es difícil que se generen en estas latitudes, de ahí la curiosidad que despierta. El Hayedo está delimitado en su parte inferior por el río Jarama. En su ribera crecen brezos, abedules, serbales, etc. En las laderas de esta zona montañosa, las hayas surgen señoriales, demostrando su poderío en esta parte de la Sierra. Algunas veces forman agrupaciones, pero casi siempre aparecen mezcladas con robles y rebollos. Otra especie muy característica del Hayedo son los acebos, que asoman de vez en cuando y sirven de refugio para ciertos animales. La altitud del Hayedo oscila entre los 1.200 y los 1.600 metros, dependiendo de la zona donde nos encontremos. Su dimensión no es muy grande, tan solo tiene aprox. 222 hectáreas. La catalogación oficial que tiene el Hayedo de Montejo es la de Sitio Natural de Interés Nacional.